Asamblea Prado Francia

Visto: 346

He tenido la oportunidad de participar como invitado en la Asamblea Regional del Prado de Francia. La Asamblea se ha celebrado en Limonest del 19 al 27 de enero. El título de la Asamblea se hacía eco de estas palabras de Antonio Chevrier recogidas en el número 44 de nuestras Constituciones: Nuestra vocación es la pobreza y el servicio a los pobres, los pequeños y los pecadores.

Varias cosas me han llamado la atención:

- El número de asambleístas.

El Prado de Francia está formado en la actualidad por 335 sacerdotes y 14 laicos consagrados. Formaban parte de la Asamblea 35 miembros (33 presbíteros y 2 laicos consagrados), elegidos por sus compañeros . Un número reducido de participantes agiliza el ritmo de la Asamblea y los procesos de discernimiento.

- La duración de la Asamblea.

La Asamblea ha durado casi ocho días completos, incluido un sábado y un domingo: desde el domingo 19 por la tarde hasta la comida del lunes 27 de enero. Contar con casi ocho días permite afrontar las tareas de la Asamblea con serenidad.

- La fecha de la Asamblea.

Los obispos de los nuevos permanentes (Guy Rougerie y  Dominique Nalis) han aceptado su total liberación al servicio del Prado de Francia, pero dicha liberación será real a partir de primeros de septiembre.

Después de la puesta en marcha de la Asamblea (reglamento, comité de animación…) y de un día de retiro espiritual animado por André Etcheverry, se procedió a la elección del responsable regional y de su Consejo:

            . Guy Rougerie (diócesis de Angouleme): responsable regional.

            . Dominique Nalis (diócesis de Bayona): primer asistente y permanente

            . Maurice Bubendorff 8estrasburgo), Denis Durand (Séez), Yves Delavoix (Troyes), Michel Martín (Viviers) y Dominique Pellet (Saint Denis: consejeros.

 

El jesuita Etienne Grieu ayudó a desarrollar y contextualizar el título de la Asamblea. Hizo un repaso histórico sobre la opción por los pobres en la vida y el Magisterio de la Iglesia: Concilio Vaticano II, Medellín, Puebla, Congreso sobre la Diaconía de Lourdes… Terminó su intervención señalando algún aspecto específico de la vocación pradosiana y su trabajo apostólico para que los pobres puedan conocer, amar y seguir a Jesucristo.
 
Un momento bonito se vivió con la presencia de todas las ramas de la familia espiritual del Prado: presbíteros, hermanos, religiosas, instituto femenino, diáconos permanentes, laicos… Es un gozo constatar que la vocación pradosiana es actual y es acogida en los diferentes estados de vida del Pueblo de Dios.
 
En otro sentido bien distinto, es también destacable el testimonio interpelante de dos presbíteros pradosianos víctimas de actos de pedocriminalidad. Su testimonio desgarrador nos invitaba a estar muy cerca de las víctimas y a superar en nuestras instituciones eclesiales la cultura del silencio.
 
En definitiva, he podido contemplar un Prado Regional sereno, deseoso de una mayor fidelidad a la gracia del Prado y con unos retos muy parecidos a los del Prado de España.
 
Con la aprobación de unas recomendaciones para los próximos años y con una profunda gratitud a Philippe Brunel, Robert Peloux y al Consejo saliente, se clausuró la Asamblea Regional del Prado de Francia 2020.

 

 

Lucio Arnaiz