Categoría de nivel principal o raíz: Estudio del Evangelio
Visto: 38

 

Evangelio según Juan (10,11-18)

En aquel tiempo, dijo Jesús:

11 –Yo soy el buen Pastor. El buen pastor da la vida por las ovejas; 12 el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo hace estrago y las dispersa; 13 y es que a un asalariado no le importan las ovejas. 14 Yo soy el buen Pastor, que conozco a las mías, y las mías me conocen, 15 igual que el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas. 16 Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a ésas las tengo que traer, y escucharán mi voz, y habrá un solo rebaño, un solo Pastor. 17 Por esto me ama el Padre, porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. 18 Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para entregarla y tengo poder para recuperarla: este mandato he recibido de mi Padre.

Read More: Pascua - B - 4 22 abril 2018
Categoría de nivel principal o raíz: Estudio del Evangelio
Visto: 11

TÚ CUIDAS DE MÍ

 Con el título de una canción del grupo Brotes de Olivo de Huelva “Tú cuidas de mí”, puedo afirmar que así de sencilla y directa se presenta la Palabra de Dios en este cuarto domingo de Pascua que ahora vivimos y podemos celebrar.

 El Dios que se nos ha manifestado en Jesús, muerto y resucitado, cuida de cada uno de nosotros. Sentimos la experiencia de que nos mima y nos tiene de su mano, cogidos por delante y por detrás, siempre pendiente de aquello que nos hace falta antes de que se lo pidamos (Mt 6,8). Nos protege y va a nuestro lado haciendo camino y compartiendo destino. “Como un Padre siente ternura por sus hijos, así Dios siente ternura por sus fieles” (Sal 103,13). “Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos! (1Jn 3,1-2). No permite que nadie se pierda y va al encuentro sin descansar hasta que ha rescatado al que andaba perdido sosteniendo y defendiendo su vida incluso en los momentos de adversidad, “porque le hemos hecho un favor a un enfermo nos interrogáis…” (Hch 4,8-12). También, y sin miedo, se acerca a aquellos que no son de su misma opinión, para entablar un diálogo con ellos. Y todo ello, porque le domina la experiencia del amor que Él primero ha tenido de su Padre Dios y que ahora nos ofrece a cada uno de nosotros para que también la experimentemos y la vivamos dando y recibiendo amor, sintiéndonos queridos y protegidos, mimados, cuidados.

Read More: Cuarto Domingo de Resurrección. Ciclo B. Jornada Mundial de oración por las vocaciones.
Categoría de nivel principal o raíz: Estudio del Evangelio
Visto: 46

 

Evangelio según Lucas (Lc24,35-48)

En aquel tiempo, 35 contaban los discípulos lo que les había pasado por el camino y cómo habían reconocido a Jesús al partir el pan.

36 Estaban hablando de estas cosas, cuando se presenta Jesús en medio de ellos y les dice:

–«Paz a vosotros.»

37 Llenos de miedo por la sorpresa, creían ver un fantasma. 38 Él les dijo:

–«¿Por qué os alarmáis?, ¿por qué surgen dudas en vuestro interior? 39 Mirad mis manos y mis pies: soy yo en persona. Palpadme y daos cuenta de que un fantasma no tiene carne y huesos, como veis que yo tengo.»

40 Dicho esto, les mostró las manos y los pies. 41 Y como no acababan de creer por la alegría, y seguían atónitos, les dijo:

–«¿Tenéis ahí algo que comer?»

Read More: Pascua - B - 3 15 abril 2018
Categoría de nivel principal o raíz: Estudio del Evangelio
Visto: 17

EN LA MISIÓN NUNCA ESTAMOS SOLOS

 

“Ellos contaban lo que les había ocurrido cuando iban de camino y cómo lo había reconocido al partir el pan” (Lc 24,35-48). Así empieza el Evangelio que hoy leemos, como una segunda parte de otro texto anterior en donde Jesús se aparece a los discípulos camino de Emaús. Y siempre el mismo mensaje “la paz esté con vosotros”, y una misma misión, “vosotros sois testigos de estas cosas”; también, la dificultad de reconocer a Jesús resucitado, el Señor, -“creían ver un fantasma”-. Pero Jesús les abre la inteligencia “para que comprendieran las Escrituras”. Jesús aprovecha estos encuentros para aclarar a sus discípulos el sentido de su misión corta y fulgurante. Y, por supuesto, que no falta el compartir la mesa y la comida, signo de fraternidad y de tener cosas en común.

Read More: Tercer Domingo de Resurrección. Ciclo B
Categoría de nivel principal o raíz: Estudio del Evangelio
Visto: 43

 

Evangelio según San Juan (20,1931)

19 Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo:

–Paz a vosotros.

20 Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. 21 Jesús repitió:

–Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.

22 Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo:

–Recibid el Espíritu Santo; 23 a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidas.

24 Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. 25 Y los otros discípulos le decían:

Read More: Pascua - 2 8 abril 2018